Interior sólo ha impuesto 86 sanciones a vigilantes de seguridad por abuso de autoridad

Es lo que tiene ser Vigilantes de Seguridad

El Ministerio del Interior considera que el sector de la seguridad privada funciona adecuadamente pues, en los últimos trece años, sólo ha tenido que imponer 86 sanciones a vigilantes por abuso de autoridad.
Así se pronuncia el Gobierno ante una serie de preguntas planteadas por el portavoz de Interior de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Ricardo Sixto, registradas en el Congreso a raíz de la tramitación parlamentaria de la Ley de Seguridad Privada que otorga nuevas atribuciones a los vigilantes jurados.
"Cabe señalar que la actividad de los servicios de seguridad privada, que engloba miles de actuaciones diarias, se desarrolla con normalidad", resume el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria. Concretamente, subraya que "entre los años 2001 y 2013, solamente se han impuesto 86 sanciones por ejercicio abusivo de funciones o falta de respeto a los ciudadanos durante actuaciones de vigilantes de seguridad".

El raptor de una niña en Madrid intentó antes captar a otra menor también en la capital

Es lo que tiene ser Vigilantes de Seguridad

En la primera ocasión que lo intentó, la pequeña se resistió y pidió ayuda, por lo que el supuesto delincuente se marchó  a toda prisa de la zona, según cuenta El Mundo. Esa primer intento de rapto se conoció el pasado viernes, después de que se divulgase la noticia del secuestro de la menor de nueve años. Según fuentes policiales las características de este hombre coinciden en ambos casos.
Tras un trabajo policial intenso, se busca a un sujeto de unos 35 años, estatura media, moreno, con flequillo, que el pasado jueves tenía barba de pocos días y vestía unos pantalones cortos tipo bermudas y una camiseta de color marrón. También se trata de localizar el vehículo al que se subió la niña aunque hay diferentes versiones sobre las características del turismo. 
La Policía ha confirmado que las cámaras de seguridad del Palacio de Hielo de Hortaleza, zona donde fue liberada la niña el pasado viernes de madrugada sobre las 01.30 horas, no registraron movimiento alguno del sospechoso. La pequeña estaba aturdida y desorientada. Posteriormente,se supo que el hombre dio varias pastillas a la pequeña para sedarla.

Un dispositivo de 2.500 personas velará por la seguridad en la final de Copa

Es lo que tiene ser Vigilantes de Seguridad

Mestalla albergó el 20 de abril de 2011 la novena final de Copa del Rey de su historia. Además de lo deportivo, quedó patente el éxito organizativo de Valencia en cuanto a la gestión del acontecimiento y el dispositivo de seguridad desplegado. Un modelo que se pretende repetir para la edición de 2014. Para ello participarán alrededor de 2.500 personas.
El dispositivo de seguridad está coordinado por la Policía Nacional, con la colaboración de la Guardia Civil, la Policía Local, Bomberos, Protección Civil, vigilantes de seguridad (250 efectivos), voluntarios, y miembros de la Real Federación Española de Fútbol, así como del club anfitrión.

El recrudecimiento del crimen empuja a Brasil a la seguridad privada

Es lo que tiene ser Vigilantes de Seguridad

Con rejas en la puerta de cada edificio residencial de los barrios adinerados de Río de Janeiro o Sao Paulo y un ejército de vigilantes privados que quintuplica los efectivos policiales en las calles, Brasil acelera el gasto en la seguridad privada con el deterioro de los índices de violencia. Según datos del sector, la inversión privada supera el gasto público acumulado por los tres niveles de gobierno que, juntos, desembolsaron 61.104 millones de reales (unos 27.775 millones de dólares) en 2012.
Esta cifra, según la ONG Foro Brasileño de Seguridad Pública, es engañosa puesto que el 37 % de esa suma se dedicó a pensiones y seguridad social de los policías y no a políticas "efectivas" de seguridad. Las regiones donde se registra una más rápida expansión de la seguridad privada son los estados del noreste y la Amazonía, áreas con crecientes tasas de violencia y donde más escasean las inversiones públicas, según las patronales del sector.